Saltar al contenido

Aceite de oliva: el tesoro más preciado del Mediterráneo

El aceite de oliva es el producto más característico de la dieta mediterránea

El aceite de oliva, también conocido como oro líquido, es una seña de identidad típica de la zona mediterránea. Desde hace miles de años, el aceite forma parte de la alimentación básica de todos los pueblos mediterráneos, gracias a la sencillez de prensar las aceitunas para obtener este preciado ingrediente.

Aceite de oliva y sus beneficios y propiedades

El aceite de oliva tiene todas las propiedades de los aceites de origen vegetal y, además, las de las aceitunas.

Ayuda a combatir la diabetes

Dado sus propiedades, la reducción de los niveles de glucosa en sangre son elevados, lo que ayuda al cuerpo a no necesitar tanta insulina.

Mejora del flujo sanguíneo

Debido al elevado contenido en vitamina E y de grasa monoinsaturada, previene la acumulación del llamado colesterol malo, facilitando que las arterias y venas la sangre pueda circular con mayor facilidad, evitando así desgastes y posibles enfermedades coronarias (como la arterioesclerosis o placas de aretoma).

Gran aporte vitamínico

Además de la vitamina E anteriormente comentada, el aceite de oliva nos aporta vitaminas A, D y K. Estas vitaminas ayudan a que el aceite de oliva absorba minerales como calcio, zinc,fósforo y magnesio, lo que se traduce en beneficios múltiples para nuestro organismo: facilidad en la digestión, prevención de enfermedades neurodegenerativas, fortalecimiento de los huesos.

Contiene propiedades antioxidantes y anticancerígenas

El aceite contiene polifenoles, unas sustancias químicas que ayudan a combatir el envejecimiento celular (lo que evita y previene las células que provocan cáncer). Además, los antioxidantes son recomendados para el crecimiento en niños (creando tejidos más fuertes, indispensables para llegar a la edad adulta) y la prevención de enfermedades en los mayores y ancianos (fortaleciendo los huesos y mejorando las capacidades cerebrales)

Previene enfermedades hepáticas y úlceras gástricas

El aceite de oliva virgen extra se infiltra poco a la hora de elaborar guisos y comidas, de forma que es el más recomendable a la hora de cocinar (ya no solo en crudo, sino también con calor) ya que mantiene las propiedades del alimento, y el aceite al calentarse no sufre muchas variaciones químicas. Esto provoca que se asimilen mejores los nutrientes, evitando deteriorar las paredes del hígado, esófago y estómago , favoreciendo una digestión más eficiente y con menor deterioro.

Tipos de aceite de oliva

Los aceites de oliva se clasifican en cuatro tipos, según la calidad del mismo aceite, y son los que se pueden comercializar para el consumo culinario.

El mejor tipo de aceite de oliva, el de mayor calidad y de primera extracción.

Aceite de oliva virgen extra

El aceite de oliva virgen extra es el de mayor calidad. Esto es debido a que es el aceite que ...
Leer Más

Variedades de aceituna

La naturaleza es sabia, y eso lo sabemos. Gracias a ello, podemos encontrar diferentes tipos de olivo, con sus correspondientes clasificación de aceituna.

¿Cuántos tipos de aceituna hay?

Solo en españa hay 262 tipos de olivo. Eso es totalmente inclasificable, así que se ha reducido y agrupado en 4 tipos de aceituna con características distinguidas, que nos aportan diferentes propiedades y sabores.

Variedades de olivas

A continuación vamos a explicaros las variedades, como se obtienen, para que se emplean y recomendaciones para cada tipo.

Variedad de oliva arbequina

Arbequina: el aceite de oliva más suave

Arbequina. Ese nombre te resulta familiar, y quieres saber más. No te preocupes, has llegado al sitio adecuado. Te informaremos ...
Leer Más
variedad de oliva picual

Picual: descubre el aceite más producido y el porqué

Seguramente te preguntes acerca del aceite de oliva picual (sus características, usos y propiedades). También, en porqué es la variedad ...
Leer Más

 

Distinguir un buen aceite de oliva

Para saber si un aceite es de buena calidad o no, deberemos tener en cuenta los siguientes atributos

Color

El color va siempre en función del tipo de aceite (si es virgen o no) y, además, del tipo de aceituna. Lo que es indudable es que debe ir desde un amarillo verdoso a un amarillo pajizo. Cualquier otra tonalidad que no esté entre esas dos será de un aceite de calidad ínfima.

Sabor

El sabor es el atributo más importante para saber si estamos tratando un producto bueno y de calidad, o nos dan gato por liebre. Podemos distinguir propiedades o características positivas y negativas, de forma que si el aceite se ajusta a alguna, podremos discernir y tener buen criterio para escoger.

Los atributos positivos son:

  • Sabor afrutado (cuando lo tomamos, nos deja un regusto a fruto)
  • Frescor, ya que es sinónimo de que no se ha hecho mezcla de otros aceites.
  • Un amargor ligero, ya que en función del tipo de aceituna, este amargor varía, pero siempre es un amargor suave y apetecible.
  • Si tiene un sabor almendrado o que recuerda a frutos secos o a hierbas, estamos ante un producto que no se ha adulterado.

Los atributos negativos son:

  • Amargor intenso, eso nos dice que es posible que a la hora de mezclar aceite han prensado hojas del olivo y otras sustancias.
  • Picor continuado, implica que el aceite ha sido alterado en distintos procesos para el embotellado.
  • Sabor avinagrado o con regusto a vino, eso puede ser debido a que se ha sometido a la aceituna a procesos térmicos distintos, ya que se han introducido todo tipo de aceitunas (nuevas, caídas del árbol, quemadas por el frío o el calor…)

Aroma

Los aromas que podemos considerar que distinguen un aceite de calidad de otro infame son aquellos olores aromáticos que nos recuerdan a aceituna verde o madura, hierbas aromáticas (como hinojo, camomila), a fruta (cítrico, higo, frutas del bosque) y a frutos secos.

Si te ha gustado la información, te recomendamos que veas:

Recetas cocina española tradicionales
Nuestra selección de recetas de cocina española