Saltar al contenido

Torrijas de la abuela: receta tradicional super facil ✅

20 febrero, 2021
Receta de torrijas tradicional, fácil y sencilla

Si hay una receta que nos recuerda a nuestra infancia, esa es sin duda las torrijas. Y es que este postre tradicional de Pascua es muy típico de nuestras abuelas. Con ingredientes sencillos y de aprovechamiento, sale un dulce delicioso y que nos evocará directamente a la nostalgia. Recuerda hacer con moderación porque esta receta de torrijas crea adicción ¡Ya hemos avisado!

Cómo preparar la receta de torrijas

Las torrijas son un delicioso postre tradicional que se suele tomar en Semana Santa. Su origen, en cambio, no está tan vinculado a la celebración religiosa. Las torrijas son un postre muy extendido por prácticamente todas las regiones de España. Es un postre sencillo a la par que delicioso, con ingredientes humildes y que combinados hacen de este plato toda una delicatessen.

Su origen se remonta al siglo IV d.C, en un compendio de recetas romanas llamado «De re coquinaria». En él se nos muestra en un capítulo una receta muy similar a la que traemos, y le denominan aliter dulcia u otro dulce.

La receta original, en vez de azúcar, que no se introdujo en Europa hasta avanzada la Edad Media y que era un bien limitado a la nobleza y gente con dinero, se utilizaba vino, más asequible para el pueblo llano. Así, es un plato que no necesita ingredientes difíciles, y se podría considerar cocina de aprovechamiento.

Las torrijas, por otra parte, están muy vinculadas a las mujeres lactantes. Se asociaba en la edad media a que el consumo de leche ayudaba a generar y segregar más cantidad de leche materna, de forma que las torrijas eran un alimento reservado a las mujeres lactantes. Así, en varias zonas del país hacen referencia a este postre como  sopes de partera en Menorca o en Galicia, que se le denomina torradas de parida

Pero la vinculación de este postre a la Semana Santa no la encontramos hasta mediados del siglo XIX. Y más bien por una cuestión práctica, porque muchos nacimientos se producen entre los meses de marzo y abril (fechas en las que acostumbra a ser esta festividad) y que respetan la abstinencia de la Cuaresma, al ser un postre que no lleva carne ni nada que no esté permitido comer. Así que la excusa de que el vino y el pan es por una alegoría a Cristo es más bien un toque fantástico que una realidad. Sea como fuere, nos encanta esta receta.

Siempre tenemos ese recuerdo de las torrijas de nuestra abuela. No estamos a su altura, lo sabemos, pero traemos la receta para que puedas preparar unas torrijas bien dignas. Esperamos que os gusten y que repitáis.

Ingredientes para hacer torrijas

  • 1barra de pan (si queréis que sea duro para aprovecharlo, mejor)
  • 1 litro leche
  • 50 gramos de azúcar + 70 gramos adicionales
  • 1rama de canela
  • 1corteza limón
  • 3huevos
  • Una pizca de sal
  • 1cdta canela
  • canela y azúcar para espolvorear

Elaboración paso a paso la receta

Para preparar las mejores torrijas del mundo, deberás seguir los siguientes pasos.  Tranquilo, que es muy sencillo de hacer y el resultado será todo un éxito.

  1. En un cazo, verteremos un litro de leche. Añadiremos la rama de canela, la corteza del limón (sin la parte blanca para que no amargue) y 50 gramos de azúcar.
  2. A fuego medio, controlaremos que la leche alcance el punto de ebullición, pero evitando que se evapore. Llegados a este punto, apagaremos inmediatamente y retiraremos del fuego. Dejaremos que la mezcla infusione por 1 hora, bien tapado todo.
  3. Cortaremos la barra de pan en rebanadas gruesas, y lo colocaremos en un bol.
  4. Añadimos la leche infusionada sobre el pan. Es importante que el pan quede bien impregnado de leche. Si haces corto, puedes agregar un poco más. Dejaremos que el pan se moje con la leche 30 minutos
  5. Cascaremos 3 huevos, añadimos una pizca de sal, azúcar y canela en polvo. Batiremos y utilizaremos esta mezcla para barnizar nuestras torrijas. Cogeremos cada rebanada y la untaremos con el huevo.
  6. Una vez las tenemos, las pasaremos por una sartén en aceite y las freiremos. Vuelta y vuelta que queden bien doraditas.
  7. Cuando estén calientes, espolvoreamos canela y azúcar por encima.
  8. ¡Ya tenemos nuestras torrijas listas! Es hora de disfrutarlas, perfectas para un desayuno con café con leche o una merienda para los más pequeños de la casa.